Qué ver

Alcázar de Don Diego ColónRepública Dominicana es un país de gran belleza natural y grandes contrastes. Su principal atractivo son las playas, conocidas en todo el mundo. Especialmente valiosas son las playas situadas en Punta Cana, aunque no hay que dejar de lado otras como Juan Dolio, Puerto Plata o Samaná. Menos conocidos son lugares como Barahona o Bayahíbe, pero no por ello deben dejarse de lado.

En un viaje de una semana, lo más normal es conocer Punta Cana y Santo Domingo, la capital, donde encontraremos restos de todo tipo de la época colonial española. Si se dispone de más tiempo, se pueden conocer algunas de las playas situadas entre ambos lugares, como las que hay situadas en La Romana, Juan Dolio o Boca Chica. También podremos disfrutar de algunos parajes naturales, como la Cueva de las Maravillas, en San Pedro de Macorís, o el Parque Nacional de Los Tres Ojos, una caverna que tiene un lago de agua dulce en su interior.

También es posible disfrutar de la fauna del país de diferentes maneras. Una de ellas, quizás la más espectacular, sea ver el apareamiento de ballenas en Samaná, un espectáculo que se produce durante los primeros meses de cada año (entre enero y marzo). Otra opción es la del nado con delfines en algunos lugares de Punta Cana, como Dolphin Explorer, que también permite la posibilidad de nadar con tiburones y rayas.

Al norte tenemos lugares tan espectaculares como los 27 Charcos de Damajagua, o la bonita ciudad de Santiago de los Caballeros. También podremos disfrutar del carnaval vegano durante el mes de febrero o de las montañas de Jarabacoa, en el centro del país, quizás uno de los lugares más fríos de la isla.

Se trata sin duda de un gran país con muchas cosas que ofrecer a los turistas, así que tanto si el plan es descansar, como si es hacer excursiones por la naturaleza, República Dominicana es el país ideal.

  • Hoteles

  • Facebook

  • Twitter