Plaza María de Toledo

Plaza María de ToledoPlaza María de Toledo de Santo Domingo. Se construyó sobre las ruinas de dos casas del siglo XVI. Se levantó en honor a la primera virreina consorte de las Indias: María de Toledo (1490-1549). Ésta se casó con Diego Colón, el hijo de Cristóbal Colón. Era nieta del I Duque de Alba y sobrina del II Duque de Alba; que a su vez era el primo del rey Fernando el Católico.

María de Toledo fue la dama de más alta nobleza en llegar a la primera ciudad del Nuevo Mundo. A su corte llegaron mujeres de alta cuna del lejano Reino de Castilla. Impulsó el lujo de los ropajes femeninos, joyas y tocados hasta entonces nunca usados en América y prohibidos expresamente por la Corona. Al lograr la virreina un permiso especial para tales usos, se convirtió en el personaje central de la sociedad colonial. Ésta pretendía replicar las costumbres aristocráticas de la corte en el Nuevo Mundo.

De acuerdo a las crónicas, defendió con vehemencia a los taínos del maltrato de los españoles. Doña María gozó así de una prominente posición de influencia y poder dentro del círculo más importante de la colonia; y también sobre su propio esposo.

Con la misma ferocidad que defendió a los nativos, también defendió los derechos, títulos y herencias de sus cuatro hijos tras el fallecimiento de su  esposo.

La plaza María de Toledo nos recuerda así a la más importante figura femenina de la oligarquía española del siglo XVI en La Hispaniola.

La pequeña plaza se encuentra resguardada por una de las paredes del famoso Panteón Nacional. Por lo tanto, resulta imprescindible la visita a ambos lugares por parte de los turistas que se acerquen a la zona colonial de Santo Domingo.

Mi ubicación
Cómo llegar
Booking.com

Los comentarios están cerrados.